Lo Último

lunes, 16 de octubre de 2017

el Alma, no Ama cuerpos...


bronce atardecer anticipándose
a la religión intoxicada de oxigeno



los demonios y los guías se activan,
mi ciego cuerpo despierta en la fuerza
de algún espacio del Universo acústico,
vibrando por las marcas escalonadas de
las sombras que invitan a lo desconocido
en su riqueza sin agenda, sin sentir el tiempo,
abandonando los deseos, dejándome llevar
por su energía hasta levitar en el vacío del
todo donde el alma queda satisfecha en la nada


el cuerpo...

 sigue latiendo a su "muerte"

2 comentarios:

  1. La energía del universo nos atrae,
    y será tras la muerte
    que lleguemos a ser parte de esa energía.

    Un abrazo siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. somos parte de esa energía y no necesariamente en la muerte se puede vivirla

      \m/ Brisa \m/ ... Abrazos mi Hermanita

      Eliminar

Deja aquí tu comentario