Lo Último

jueves, 12 de octubre de 2017

el reino de uno solo...


único animal caminando dueño de la dormida 
calle, perdido entre las delgadas figuras que se
mueven perezosas sin perder su lugar sincronizando
los vuelos peinados a un mismo sentido, jugando
con las falsas luces en baile lento  de sombras
reflejadas en el suelo simulando demonios festejando
la hora cementerio

el frío baja sin clemencia en una noche gris
arrugada ocultando la oscuridad que se aleja
enmudecida sobre el paisaje apagado  

a paso de elefante, entre bullicios pensamientos,
la filosa helada daga golpea y punza mi cuerpo
hasta que me hace sentir vivo

en las puertas del mausoleo, el eco de las llaves
libera el regreso a mis muertes



como sobreviviente de mí mismo

4 comentarios:

  1. Espeluznante y desgarrador tu poema, hermano, pero con la belleza de lo oscuro... siempre.

    Mil besitos para tu tarde.

    ResponderEliminar
  2. La oscuridad que no sabemos entender sin sentirla con pavor, se hace luz al leerla de su mano, deja de ser tenebrosa y nos muestra que siempre hay luz donde la mayoría sólo perciben obscuridad.

    Debo de tener algo muy oscuro dentro de mi, cuando me quedo fascinada ante sus letras.

    Un abrazo y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias mi Hermanita ...

      Abrazos !!!!!! ... de aquellos !!!!!!!!

      Eliminar

Deja aquí tu comentario