Lo Último

domingo, 3 de diciembre de 2017

tan Hoy como ayer...


querer fundirse al cementerio en
un calentamiento diferencial hasta
endurecer el filo de caer al estado
mental de oscuridad mientras llueve
ardiendo entre cenizas de siesta

helado paraje mirando un cielo
anaranjado cortando el reloj
silencioso ventilando humedad
tinieblas del bardo que se fué
aniquilando sublimes líneas
enseñando lo que se había dormido
lo que siempre es

infiernos comienzan a callarse
noche negra que nace al
filo candente alumbrando en
inmenso calor sin quemar y el
escape me lleva a respirar tranquilo el
recuerdo que parece inmemorial pero
no es tan lejano en el lento parpadeo
osculo silencio que grita palabras

todo muere, nada nace
nada muere, todo nace

la nada crece y todo crece

frente a una dedicación…



experimentando una porción de vida

1 comentario:

  1. Reflexiones que se esconden bajo la sábana del pensamiento, aireando esa oscuridad profunda que se aloja al fondo, muy al fondo.

    Mil besitos para tu día, mi hermano.

    ResponderEliminar

Deja aquí tu comentario